Basado plenamente en la razón, en la religión y en el amor.